martes, 2 de septiembre de 2014

La colaboración de los hermanos nos habla de la Providencia Divina

Llevar adelante la tarea de evangelizar y dar a conocer la Palabra de Dios no es una cuestión fácil. Exige compromiso, dedicación, perseverancia, organización y creatividad; pero sobre todo, abandonarse al proyecto de Dios y dejar que sea Él quien vaya conduciendo la obra.

En este caminar, a menudo descubrimos la acción de la Providencia Divina, que pone a nuestro alcance personas, recursos y situaciones que nos brindan la oportunidad de seguir creciendo. Tal ha sido el caso del apoyo económico recibido en marzo del 2014 a través del Proyecto 5777 del Fondo “Nueva Evangelización” de la Conferencia Episcopal Española. Este llegó en un momento clave para subvencionar la producción y difusión de algunos materiales de “Por los caminos de la Fe”, tales como afiches y una aplicación virtual para celulares. Además, se adquirió un proyector, una impresora y varias Biblias que han sido de mucho provecho. Actualmente se están coordinando una serie de capacitaciones para facilitadores de los cursos virtuales y presenciales.

No es la primera vez que recibimos esta clase de apoyo económico, pues ya en el 2012 habíamos recibido una donación de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, a través del proyecto “Church in Latin America”. A lo largo de estos años hemos constatado que, cuando nos disponemos a transitar por los caminos de la fe, es Dios quien guía nuestros pasos y pone a nuestro alcance los recursos y las posibilidades para llevar a cabo la obra que nos ha sido encomendada.


viernes, 29 de agosto de 2014

Evangelio del Domingo

Del Evangelio de este Domingo recordamos las palabras del Maestro: "Entonces dijo Jesús a sus discípulos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará. Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida?." (Mateo 16, 24 - 26).

¿Qué estamos dispuestos a dar por Jesús? ¿De que nos sirve ganar el mundo entero si perdemos lo más importante, y hacemos a un lado a la persona más importante?